martes, 19 de noviembre de 2013

Amigurumis a go-gó

No hay nada mejor que a un latino le sorprenda una lluvia de tres dias y le deje completamente incomunicado dentro de su hogarín.
 
Miras alrededor y ves: ropa por planchar, cristales que limpiar, cosas del trabajo que leer. Desestimas el entorno, coges tu cesto de restos de lanillas, tomas posición, rollo alcachofa en tu sofá acompañada por tus canes y decides sin más, que hoy el tiempo va destinado al relax.
 
No son sesiones de UVA, ni de pedicura ni de masajes. Es sesión de crochet. Pero crochet del duro: amigurumi.... empiezo con una tortuga, sigo con una zanahoria, un tomate y acabo con un pingüino. Definitivamente esto es lo mejor¡¡¡
 
Para acabar me voy al chino a por más lanas y mientras revuelvo empiezo conversación con otra chica...-tú para qué utilizas las lanas? y yo le respondo que para tonterías varias... 
 
Comprobado: La lluvia en períodos superiores a 36 horas, provoca en latinos y similares comportamientos anómalos.
 
Mi anomalía, aquí queda
 


 

2 comentarios:

  1. M'agraden les teves anomalies.

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja¡¡¡¡ doncs continuaré per aquest camí ;)

    ResponderEliminar